Acerca de

El sexo es uno de los tantos terrenos machistas que quedan por conquistar. Es hora de re significar, tomar todo lo que forjaron hasta ahora, destruirlo y volver a crear.

Agarrar al toro por las pelotas y dejar en claro que nos calienta tanto el sexo como a cualquiera, decir qué nos gusta y cómo queremos que nos traten.

Es hora de subvertir lo que conocemos, dar vuelta los prejuicios y difundir otros tipos de sexualidad. Así que vamos a hablar de sexo. A coger como se debe y a poner los ovarios sobre la mesa.